Tejados verdes

cubierta verde extensiva

Los tejados verdes tienen múltiples ventajas y desventajas. A continuación te mostramos cuales son. Un edificio con un «tejado verde» o jardín vertical es una solución eficaz para producir cambios ambientales en entornos urbanos, en los cuales las altas temperaturas debidas en parte, a las cubiertas de los techos oscuros y de materiales que se calientan a temperaturas de más de 60 grados, producen temperaturas extremas. Los tejados verdes son útiles para mitigar posibles daños por inundaciones, ya que absorben el exceso de agua. Por otro lado, un tejado verde soluciona algunos problemas ambientales, pero ¿Cómo se hacen? ¿Es muy difícil instalar una cubierta verde?  

 

Desventajas de los tejados verdes

“No hay duda de que un techo verde es beneficioso para el medio ambiente, pero instalarlo y mantenerlo está lleno de desventajas. Estos techos son más costosos de instalar que los techos tradicionales, requieren un mantenimiento intensivo, sistemas de riego y de drenaje, están limitados por las condiciones climáticas, y pueden ser costosos de reparar.”

Esta sigue siendo una idea generalizada que tienen muchas personas sobre la instalación de vegetación en los edificios. Pero el desarrollo de los sistemas, de los materiales y la arquitectura de los nuevos edificios permiten desmontar estas teorías.

Eligiendo sistemas vegetales extensivos tradicionales o mediante sistemas modulares (los cuales pueden llevar integrado un sistema de riego por goteo), el peso de las cubiertas se reduce considerablemente, ya que los sistemas extensivos no superan los 15cm de grosor.

La selección de las plantas es otro punto clave que podemos desmentir, si bien es cierto que las plantas necesitan agua para sobrevivir, y algunas especies necesitan grandes cantidades de agua de forma continuada y por el contrario otras especies pueden sobrevivir durante largos periodos de sequias, como puede ser el sedum, dado que una de sus características es retener el agua en sus hojas.

Cubiertas vegetales modulares

Este sistema se basa en ”cubiertas vegetales en macetas”. Macetas que integran riego, permiten una instalación rápida y sin obras, permiten una reparación de posibles zonas afectadas de manera sencilla. Además, de poder albergar un sistema vegetal extensivo, convirtiéndolas en módulos independientes muy livianos y fáciles de colocar en lugares de difícil acceso. Ver vídeo.

 

 

Tejados verdes extensivos

Una cubierta vegetal extensiva es aquella que se cultiva en suelos poco profundos, en condiciones que no son las ideales para la mayoría de los tipos de plantas. Este tipo de techos verdes utilizan plantas alpinas y de suelo que son menos costosas que otras variantes de plantas de techo. Un sistema extensivo tiene algunas desventajas si se lo compara con un jardín de tipo intensivo; ya que cuenta con una eficiencia energética limitada, solo se pueden utilizar algunos tipos de plantas y retienen menor cantidad de agua de lluvia. Además, de no disponer de espacio para jardinería recreativa debido a las limitaciones en los tipos de plantas, reduciendo la apariencia exterior vegetal de la casa durante los meses de invierno. Mientras que este techo sufre muchos inconvenientes, sigue siendo la opción más simple y menos costosa entre los tejados verdes.

Tejados verdes intensivos

Los tejados verdes intensivos necesitan de mayor grosor de sustrato para plantar plantas de raíces más profundas. Tienen un complejo sistema de irrigación, permiten una mayor diversidad de opciones entre las plantas y son accesibles para la jardinería recreativa debido a la hierba y a la amplia variedad de tipos de plantas disponibles para este tipo de techos verdes. Estas ventajas aparentes son también algunos de los mayores inconvenientes de la plantación de este tipo de techos verdes. El complejo sistema de riego es caro y difícil de mantener. La diversidad de las plantas utilizadas aumenta el coste y mantenimiento requerido, por lo que es un jardín que requiere más tiempo. Este tipo de techos verdes también ponen una inmensa cantidad de peso en las estructuras de soporte del los edificios y requieren de un complejo sistema de desagüe.

Costes de mantenimiento

Mientras que los techos convencionales son caros, el coste de instalar un techo verde es muy superior al precio de un techo estándar. El costo puede ser 10 veces superior al de los techos tradicionales. Un techo verde requiere más aislamiento y materiales de impermeabilización que un techo tradicional y un mantenimiento más riguroso. El precio del metro cuadrado de un techo verde varia significativamente en función del tipo de sistema que se instale, pudiendo oscilar entre menos de 100 €/m2 en sistemas extensivos a una cuantía superior en los sistemas intensivos.

Instalación de una cubierta vegetal en la fabrica de Ford
Cubierta vegetal extensiva en la fábrica de Ford