Parques en azoteas

Cubiertas verdes

¿Cómo puede un parque en tu azotea transformar la ciudad? ¿Y las cubiertas ajardinadas?

Descubrimos cuales pueden ser los beneficios de parques en azoteas y cubiertas verdes.

Los confinamientos y restricciones introducidos para controlar la propagación del COVID-19, han provocado enormes cambios en la vida urbana. Especialmente, en los centros de las ciudades. Lugares antes bulliciosos, parte de ellos permanecen vacíos, rechazados en favor de áreas suburbanas o rurales. De hecho, son áreas donde mantener una distancia social es más fácil y las conexiones con el aire libre son abundantes.

La pandemia ha demostrado lo perjudiciales que pueden llegar a ser: la congestión, la contaminación y la falta de espacios verdes. Estos factores, han contribuido a la gravedad del sufrimiento de los habitantes de las ciudades. Para muchos ciudadanos, la solución ha sido recurrir a los parques urbanos, enfáticos en su rol socio-ambiental. Así, decidieron que lo más importante era mantenerlos abiertos para que la gente pudiera seguir usándolos. La respuesta de ellos fue tomar precauciones y establecieron protocolos para el adecuado acceso con el fin de disminuir el riesgo de contagio.

Beneficios de las azoteas ajardinadas

Muchas son las lecciones que el confinamiento nos ha dejado tras la pandemia que ha vivido España y el mundo entero. Gracias a ello hemos descubierto los beneficios de los jardines en las azoteas.

Inmediatamente, todos los cambios se realizaron de forma improvisada y espontánea. Durante los meses de confinamiento, en muchas ciudades las personas se apropiaron de las terrazas, los balcones, los vestíbulos y las azoteas. La idea, era la de recrear un pequeño parque  doméstico.

Han demostrado otra manera de conseguir espacio y tener la oportunidad de cambiar la vida de la ciudad para mejor, gracias a las terrazas ajardinadas, transformadas en parques en las azoteas.

Terrazas ajardinadas
Terrazas ajardinadas

Remodelar el espacio a través de un plano urbano, de fachadas y cubiertas verdes

La exigencia ha sido la de remodelar el espacio disponible, como el de las superficies comunes en un edificio plurifamiliar. Una redefinición del modelo de espacio libre público, basado en la idea de espacio social y de convivencia.

Barcelona ofrece un ejemplo de cómo las áreas de la ciudad se pueden transformar para reducir la contaminación y aumentar el acceso a los espacios verdes, a través de un plan urbano.

El plano de las fachadas incluye: balcones, corredores, etc. Visibles desde el espacio colectivo y/o de los patios comunitarios.

El confinamiento despertó la creatividad de las personas, expandieron sus recintos domésticos hacia este tipo de espacios intermedios o convirtieron sus fachadas en auténticas paredes de vegetación.

Por último, pero no menos importante, el plano de cubiertas verdes y techos vegetales. Las azoteas se descubrieron como un espacio de gran potencial para expandir el espacio colectivo al aire libre. Este plan, exige una revisión del actual uso que reciben – fundamentalmente para ubicar equipos de aires acondicionados, contadores inteligentes, etc. – medidas necesarias para aislar la azotea del calor. 

Es oportuno impulsar actuaciones para activar azoteas, cubiertas y patios de luces en edificios existentes y de nueva planta, sacando el máximo rendimiento social, ambiental y energético, para que se transformen en azoteas vivas y en cubiertas verdes.

Evidentemente, esta visión puede ser útil para imaginar nuevos espacios colectivos y sociales, a la hora de generar más zonas verdes. Primero, para que ayuden a reducir la contaminación y en segundo plano para favorecer la cohabitación y la convivencia entre los seres humanos.

La solución solo puede ser una: ¡Más parques en azoteas!