No hay verano en Madrid sin cubiertas ajardinadas

cubiertas_ajardinadas_madrid
cubiertas-ajardinadas-madrid
Espacios verdes en Madrid

Con el verano a la vuelta de la esquina y el aumento de las temperaturas,  lo más importante es conocer algún lugar al que poder ir para refrescarse. En Madrid, los veranos son cortos, muy calientes, secos y mayormente despejados. Los ciudadanos necesitan encontrar áreas frescas/fría en los edificios o algún sitio con aire acondicionado. Para muchos madrileños, una de las soluciones es recurrir a los chorros de agua de las fuentes de todos los Parques que están en diferentes puntos de la capital.

Pero, hay otras soluciones ‘no tan absurdas’ para combatir el calor.

¿Por qué no llevar los Parques a los edificios?*

¿Cómo puede la ciudad de Madrid aprovechar la naturaleza para combatir las olas de calor?

Una buena refrigeración es particularmente importante en ciudades donde las temperaturas van en aumento, un fenómeno que empeora con el efecto “isla de calor” urbano. Esto sucede cuando el hormigón y el asfalto absorben la energía del sol durante el día y luego irradian el calor, manteniendo a la ciudad caliente mucho después de la puesta del sol.

Para combatir las olas de calor, y consecuentemente, el cambio climático, la ciudad puede implementar soluciones basadas en la naturaleza.

Por lo tanto, las soluciones basadas en la naturaleza son una parte clave del enfoque para minimizar las emisiones del sector de enfriamiento.

Cada vez más, es fundamental reducir el consumo energético de la instalación de equipos de: aires acondicionados, climatizadores etc., que es otro de los factores relevantes a considerar, no solo desde el punto de vista de los beneficios económicos, sino también de la eficiencia energética.

El uso de refrigerantes naturales es la alternativa más saludable para el medio ambiente.

La solución podría encontrarse a través de un sistema de espacios verdes bien articulados, y al ecologizar fachadas y techos, implementando, por ejemplo, un techo vegetal. El  uso de refrigerantes naturales ya es una realidad en el mercado actual y solo tiende a crecer.

La ciudad puede modernizar la construcción tradicional y al mismo tiempo ayudar a reducir las temperaturas, aislando las cubiertas y las azoteas del calor.

Las cubiertas verdes y las fachadas decoradas cada vez estarán más integradas en la arquitectura de la ciudad, encargándose además, de embellecer el paisaje.

Esta visión puede ser útil para re imaginar el espacio colectivo y social, ofreciendo un mayor aprovechamiento de estas soluciones para mejorar la calidad de vida.

cubiertas-ajardinadas
Terrazas ajardinadas en la ciudad

Y tú, ¿te atreves a formar parte de ese cambio?