Sustrato vegetal para cubiertas verdes

Sustratos para plantas

¿Qué sustrato vegetal para cubiertas verdes deberías utilizar? Seleccionar un sustrato adecuado es clave para el desarrollo y mantenimiento de la vegetación de forma controlada.El deseable que su composición se entorno al 80% materia inorgánica(piedra pómez,perlita,zeolita,vermiculita) mezclado con un máximo del 20% de materia orgánica como por ejemplo: compost o turba.

Los materiales inorgánicos ayudan a mantener un grosor constante, mantener un correcto drenaje y que se mantenga inmóvil con el paso del tiempo.

Para los techos verdes, el sustrato utilizado de ser químicamente bajo en contenido de sales y un pH levemente ácido.Al mismo tiempo, debe tener un buen drenaje,ser liviano y con poca materia orgánica.

El uso de tierra no es recomendable dado su baja permeabilidad, su elevada retención de agua pero poca disponibilidad para las plantas y un elevado peso.Además, de la posibilidad de obstruir los desagües.

Usos:
 
Es usado en azoteas verdes, macetas gigantes, macetas colgantes, jardines verticales, techo huerta. Soporta una alta densidad de siembra gracias a los nutrientes aportados en la mezcla. Puede ser usado en Techos verdes extensivos, semi-intensivos e intensivos, todo tipo de jardinera y  áreas  verdes en general.

Riego:

Frecuencia 2 veces por semana en verano y 1 vez en invierno. A 15 Lt x m2 a una profundidad de sustrato de 10 cm.

Mantenimiento:

Reincorporación de macro y micro nutrientes 1 vez al año. Remoción del terreno 02-03 veces por año para evitar compactación. Aporte de compost o de recebo para grass 1 vez al año.

Beneficios:

Sustrato ideal para el desarrollo de toda planta, contiene compost y nutrientes minerales.

Permite un correcto movimiento del agua, retiene la cantidad de humedad necesaria para la planta y drena el exceso fácilmente

Ideal para techos verdes, jardineras, jardines exteriores y cultivo de plantas en general.

Permite un mejor aprovechamiento de los nutrientes para las plantas y del agua de riego.

Mejora la cosecha, ahorro de agua considerable y aporte de los nutrientes por los microorganismos beneficiosos.