Tipos de cubiertas vegetales

Definición y tipos de cubiertas vegetales. Las cubiertas ajardinadas o techos verdes son espacios vegetales que se sitúan sobre las cubiertas de los edificios y se componen en su mayoría de vegetación especialmente seleccionada e instalada mediante un sistema específico.
Tienen su origen en aquella vegetación que crecía de manera espontánea en las cubiertas de las casas construidas con materiales naturales como tierra o grava. En la actualidad, estas cubiertas pueden aún apreciarse en algunas edificaciones de los Países Nórdicos, (fotos).

 

      Tipos de cubiertas vegetales: Intensivo y extensivo

Principalmente, las cubiertas vegetales se dividen en dos categorías: extensivo e intensivo:

  • Las cubiertas vegetales intensivas se caracterizan porque tienen un grosor mayor que las extensivas, además de permitir una gran variedad de vegetación, y diversas posibilidades de diseño paisajista. No obstante, este tipo de cubiertas requieren de un mayor mantenimiento y su instalación se ve limitada, debido a que no todas las cubiertas de los edificios son adecuadas para soportar el peso de la vegetación.
  • Las cubiertas vegetales extensivas  se caracterizan por estar confeccionadas por árboles, por lo que requieren un sustrato adicional del que utilizan las plantas comunes. Para que la cubierta pueda soportar este tipo de vegetaciones a lo largo del tiempo, se selecciona diferentes tipologías de arbustos como árboles de hoja perenne (muy cortos por la poda); árboles decorativos; rosales o azaleas. El motivo por el que se recomienda emplear vegetación perenne es para que su conservación se prolongue a lo largo de las estaciones y así soporten más fácilmente la exposición prolongada de luz solar o las épocas de sequía y por esta razón, el clima y las precipitaciones del área son elementos clave a tener en cuenta para su selección.

Este tipo de cubiertas requieren de menos cuidado que las cubiertas intensivas y son más económicos.

Plantas para extensivo