Los beneficios sociales de las cubiertas vegetales

Beneficios de las cubiertas ajardinadas en las ciudades

Son múltiples los beneficios sociales de las cubiertas vegetales. Aquí presentamos algunos de los motivos principales por lo que instalar cubiertas verdes es una necesidad, más que una tendencia. 

La contaminación del aire, los riesgos para la Salud

El aire es un estimulo vital para el desarrollo humano, así como una exacerbación, en el caso del aire contaminado, de las patologías como el asma, EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y el cáncer de pulmón, además del impacto sobre enfermedades cardiovasculares.

La contaminación en las ciudades se ha convertido en el gran enemigo global. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una alerta por la pobre calidad del aire en las zonas urbanas de todo el planeta que «está matando a millones y colapsando los sistemas sanitarios».

Uno de los problemas de salud de los territorios muy urbanizados y con una elevada densidad de población, como es la Comunidad de Madrid, es la contaminación medioambiental producida tanto por las industrias como por los medios de transporte, especialmente los automóviles, debido a los numerosos desplazamientos que se realizan desde las zonas donde reside la población a los centros de trabajo, estudios y lugares de ocio. La Comunidad y la ciudad de Madrid son en este aspecto el paradigma de una mala planificación de los medios de transporte, y de una política destinada a propiciar el uso de los vehículos movidos por combustibles fósiles y de uso individual, frente a los que utilizan fuentes de energía no contaminantes y son de utilización colectiva.

Niveles de contaminación

El resultado es que los niveles de contaminación superan con mucha frecuencia los establecidos por la legislación europea  que señala topes máximos para algunos contaminantes(Directiva 2008/50/CE) y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (WHO Air Quality Guidelines 2005) , de esta manera los niveles de  dióxido de nitrógeno (NO2), oxido y dióxido de carbono (CO y CO2), ozono (O3) y partículas en suspensión (PM10 y PM2,5) son superadas con frecuencia, tanto en la ciudad de Madrid donde en 2015, un total de 8 estaciones rebasaron los limites horarios de NO2 en 18 ocasiones, lo que supone un aumento notable porque en 2014 fueron 5 estaciones, y 3 en 2012 y 2013. Otros lugares dentro de la Comunidad donde se produjeron valores superiores a los limites de los contaminantes atmosféricos son Leganés y Coslada (NO2) y 11 municipios en cuanto al O3 (entre ellos Alcalá, Torrejón, Alcobendas, Majadahonda y Arganda son los más poblados).

Es bien conocida la influencia de la contaminación atmosférica con las patologías cardiovasculares y respiratorias, habiéndose demostrado un aumento de morbilidad y mortalidad por las mismas cuando se producen incrementos de los niveles de contaminación.

La Comisión Europea amenaza con llevar a los tribunales a cinco países (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España) que llevan años superando los valores máximos permitidos de dióxido de nitrógeno (NO2), un gas que irrita las vías respiratorias y que procede fundamentalmente del tráfico, de los tubos de escape de los vehículos de motor, según el periódico El Pais.

Anualmente mueren más niños por la contaminación del aire  que por la malaria y el VIH/SIDA juntos, según el estudio publicado por UNICEF-Clear the Air for Children -.Solo en Europa se producen 500.000 muertes y unas 30.000 en España. El número de víctimas directas o indirectas del aire contaminado puede duplicarse de aquí al 2050. 3*(Datos de la agencia europea de medioambiente, air quality in Europe -2016 report)

Recientes estudios (Lim et al., 2012; WHO, 2013a; RCP, 2016) muestran que la polución afecta a la fertilidad, embarazos, nuevos nacimientos y a niños. Produciendo efectos negativos que afectan al desarrollo neuronal y a las capacidades cognitivas; afectando a la larga a su productividad y calidad de vida. Como corroboran  médicos del hospital del Mar de Barcelona y de su centro de investigación (IMIM) que  han hecho dos revisiones de la literatura científica para estudiar el impacto de la exposición a contaminantes sobre la tasa de infertilidad humana y han concluido que la polución del aire reduce la fertilidad e incrementa el riesgo de abortos.

«Es sumamente urgente invertir en estrategias que reduzcan los riesgos ambientales en las ciudades, hogares y lugares de trabajo», señala la Dra. María Neira, Directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la OMS. «Esas inversiones pueden reducir considerablemente la creciente carga mundial de enfermedades cardiovasculares y neumopatías, lesiones y cánceres, y comportar una reducción inmediata en los costos sanitarios». (Centro de prensa de la OMS)

La contaminación, noveno factor de riesgo

La contaminación del aire ocupa el noveno puesto entre los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, según la sociedad europea de cardiología.1* (Blog de la Sociedad Española de Cardiología)

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos. Las ECV son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa.(Centro de prensa, Organización mundial de la salud).

Se observa una relación bidireccional entre la contaminación del aire y los factores de riesgo cardiovascular. Las personas obesas y con diabetes mellitus pueden estar en mayor riesgo de los efectos cardiovasculares de  PM 2,5(indicador de la concentración de partículas materiales en micras). Al mismo tiempo, los contaminantes del aire de forma aguda pueden exacerbar y crónicamente instigar el desarrollo de varios factores de riesgo tradicionales determinando de esta manera las desviaciones de las trayectorias de salud y el riesgo de enfermedad cardiovascular. Pueden afectar la sensibilidad a la insulina, facilitar la aparición de hipertensión, de diabetes mellitus a través de las respuestas inflamatorias sistémicas. Estos hechos pueden tener un impacto considerable ya que modifican nuestra percepción de riesgo en relación a los factores de riesgo tradicionales. 4* Blog de la sociedad Española de Cardiología (SEC)

Las partículas PM

La agencia internacional de investigación sobre contaminación atmosférica clasifica a la partícula (PM), como cancerígena.5*(IARC,2013) Los contaminantes del aire son una compleja mezcla de gases, líquidos y partículas en suspensión. Destacan el material particulado en el aire (PM) y los gases contaminantes ozono, dióxido de nitrógeno (NO2), compuestos orgánicos volátiles (incluyendo benceno), monóxido de carbono (CO) y dióxido de azufre (SO2). Unos son contaminantes primarios, tales como las partículas de hollin.

El material particulado respirable presente en la atmósfera de nuestras ciudades en forma sólida o líquida (polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento y polen, entre otras) se puede dividir, según su tamaño, en dos grupos principales. A las de diámetro aerodinámico igual o inferior a los 10 µm o 10 micrómetros (1 µm corresponde a la milésima parte de un milímetro) se las denomina PM10 y a la fracción respirable más pequeña, PM2,5. Estas últimas están constituidas por aquellas partículas de diámetro aerodinámico inferior o igual a los 2,5 micrómetros, es decir, son 100 veces más delgadas que un cabello humano.

El NO2 presente en el aire de las ciudades proviene en su mayor parte de la oxidación del NO, cuya fuente principal son las emisiones provocadas por los automóviles. Por otro lado, el NO2 interviene en diversas reacciones químicas que tienen lugar en la atmósfera, dando lugar tanto a la producción de ozono troposférico como de partículas en suspensión secundarias menores de 2,5 micras (PM2,5), las más dañinas para la salud.

Las principales fuentes de NO2 son el tráfico motorizado por carretera, generación de energía, fuentes industriales y la calefacción residencial. Los contaminantes como el ozono, se forma a través de reacciones fotoquímicas complejas de óxidos de nitrógeno y componentes orgánicos volátiles.Existe variación temporal de las concentraciones de contaminación del aire en relación con las condiciones climáticas que afectan a la dispersión de la contaminación. La contaminación del aire exterior (especialmente PM 2,5) se infiltra en los edificios y la mayoría de la exposición se produce normalmente en el interior.

Entre los efectos a corto plazo se encuentran el incremento de la mortalidad por enfermedades respiratorias (+1,5%) y cardiovasculares (+0,8%) agudas, (fibrilación auricular, infarto agudo de miocardio e insuficiencia cardiaca), afectando especialmente a mayores de 65 años, según SEC.

Beneficios sociales