Cubiertas y fachadas verdes

Cubiertas y fachadas verdes

Las cubiertas y fachadas verdes cada vez están más integradas en la arquitectura. En los últimos años se ha convertido en una tendencia y dentro de poco será una necesidad. Botánicos y arquitectos se unen para crear cubiertas verdes que mejoren la eficiencia de los edificios. Además, se encargarán también de que sean estéticamente vistosos y embellezcan el paisaje.

En el siglo XIX ya se encontraban fachadas verdes pero el icono de este sistema constructivo es el botánico Patrick Blanc. El francés patentó el muro vegetal a finales del siglo XX. Su  obra quedo ejemplificada en el proyecto Ciudad de las Ciencias y de la Industria de París.

Su técnica consistió en la instalación de unas rejillas de aluminio recubiertas de plástico que se fijan al muro. Sobre estas estructuras se superponen capas de fieltro y planchas de PVC. Ahí es donde se ubicaron las raíces de las plantas.

Para regarlas, se utilizó un sistema de riego automático a través de tubos superpuestos por la cima del muro. Su técnica innovadora suplió los problemas de peso del sustrato. Esto permitió la construcción de muros verdes únicos a gran escala.

Por lo tanto, no había tierra, solo luz solar, agua y nutrientes necesarios para que las plantas pudieran crecer. Pero lo más importante fue que las raíces solo crecían por la superficie, sin dañar el interior de la pared.

Otra de sus obras es la fachada vegetal del edificio Caixa Forum de Madrid. Esta ha sido la precursora de esta técnica en nuestro país. Se inauguró en 2008 y su espectacular fachada ocupa 460 metros cuadrados. Su jardín vertical está formado por más de 15.000 plantas de 250 especies diferentes. El muro vegetal tiene una altura de 24 metros y un grosor de casi un metro.

De esta forma, las cubiertas y fachadas vegetales han sumado gran importancia en los últimos años, tanto en el panorama internacional como nacional.