Techos verdes cómo hacerlos

jardín vertical

Techos verdes cómo hacerlos. Los techos verdes permiten cultivar una zona verde sin necesidad de tener una terraza o jardín grandes. Solo se necesita un techo, trabajo y un buen diseño. Además, esta zona verde reducirá el estrés y propiciará un buen entorno de trabajo, según la Organización Mundial de la Salud

Aunque pueda parecer complicado hacer un techo verde, con esta guía tendrás una gran parte del trabajo hecho. Hay muchos factores que garantizan el futuro exitoso del jardín. 

Techos verdes cómo hacerlos

Los elementos imprescindibles que garantizarán el buen futuro de los techos verdes son: 

El sustrato

Al ser la base del jardín, es la parte clave para un buen futuro de la cubierta verde. Existen muchas opciones pero todos tienen que cumplir dos requisitos: ser ligeros y ricos en nutrientes.

Se puede realizar una mezcla del 60% de fibra de coco con un 40% de humus de lombriz. Otra opción es un sustrato profesional enriquecido con turbia rubia o perlita.

La luz

Si se trata de un jardín vertical comestible, es imprescindible que reciba luz solar. Por ello hay que descartar las paredes donde no reciba luz directa y colocarlo en zonas donde cuente con al menos 4 horas de luz diaria.

jardín vertical

El material

Lo mejor es usar materiales ligeros y fáciles de manejar. El plástico, por ejemplo, es ligero y duradero. Además, debe ser de calidad y resistentes a los rayos UV. Otra opción cuyo mantenimiento es más sencillo es el del fieltro. Pero no cualquier fieltro, sino el que no tiene tejido de poliéster. Es ligero y resistente a hongos y rayos ultravioleta.

El diseño

Los jardines verticales admiten casi cualquier diseño. El problema es que no se pueden usar los mismos criterios que para un jardín clásico. Igual de importante es elegir bien qué plantar como saber colocarlas estratégicamente y adecuadamente.

Si se trata de un jardín vertical prefabricado, como el caso de los jardines modulares o de sacos de fieltro, cada saco debe tratarse como si fuera una maceta. Generalmente la capacidad de estos jardines verticales prefabricados es de 2-3 litros por planta. Por ello, es mejor plantar hojas de ensalada, aromáticas y hortícolas pequeñas. Es recomendable olvidarse de tomates, judías o pimientos, ya que son frutos más pesados.

También hay que tener en cuenta hacia donde crece cada cultivo para que no se tapen entre sí. Por ejemplo, la menta y el romero crecen hacia arriba. El cebollino y las capuchinas tienden a caer con el tiempo y las lechugas se expanden hacia los laterales.