Beneficios medioambientales de las cubiertas vegetales

Beneficios medioambientales de las cubiertas vegetales

Como paliar la elevada contaminación en las ciudades

La indices de contaminación son alarmantes en las grandes urbes.Debido al cambio climático, están aumentando las temperaturas y las concentraciones de dióxido de carbono, factores que favorecen la producción de polen, que se ha asociado a un incremento de las tasas de asma en los niños. Entre un 11% y un 14% de los niños de cinco años presentan síntomas de asma, y se estima que el 44% de esos síntomas guardan relación con la exposición a riesgos ambientales (OMS)

 

El ozono troposférico es el contaminante que presentó una mayor extensión y afección a la población, con unos niveles que se mantienen estacionarios o incluso al alza. Esto se debe al incremento de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor) durante el verano, como resultado del cambio climático. Durante el año 2016, por el elevado calor estival, la mayor parte de la población y el territorio españoles han seguido expuestos a concentraciones de ozono peligrosas para la salud humana y vegetal.

La contaminación afecta directamente a la atmosfera y a la vegetación, provocando un aumento de las temperaturas, lo que a su vez provoca el aumento de concentración de partículas contaminantes. Para detener esta rueda, es necesario tomar medidas en todas las áreas para reducir el problema.(reducción del tráfico rodado, mejora energética de los edificios, aumento de los espacios verdes) muchas de estas medidas precisan de la imposición de normativas para su aplicación, debido al coste que supone, debe ser el ayuntamiento el que dé el primer paso creando normas, y ayudando con incentivos económicos para motivar a los ciudadanos.

Además, de las medidas que se aplican respecto a la reducción del tráfico rodado, es necesario focalizar esfuerzos en la recuperación de la vegetación para paliar los efectos negativos dentro de las ciudades.

La contaminación del aire provoca:

36% de las muertes por cáncer de pulmón 35% de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) 34% de los accidentes cerebrovasculares  27% de las cardiopatías isquémicas.